Notas del Especialista
 

Medicina complementaria e integral



Muchos estadounidenses usan tratamientos que no son parte de la medicina tradicional o convencional. Estos tratamientos pueden llamarse complementarios, integrativos o alternativos.

La medicina complementaria se usa junto con la medicina convencional. Por ejemplo, la acupuntura puede aliviar los efectos secundarios del tratamiento para el cáncer. Cuando doctores u hospitales brindan ambos tipos de cuidados juntos y de forma coordinada, se llama medicina integral. Cuando no se usa junto con la medicina convencional se le llama alternativa.

Los beneficios de estos tratamientos no tradicionales pueden sonar promisorios. Sin embargo, los investigadores no conocen la seguridad de muchos tratamientos de medicina alternativa ni saben si funcionan bien. Se están realizando estudios para determinar la seguridad y la utilidad de muchas de estas prácticas.

Para reducir los riesgos de un tratamiento no tradicional:

Hable con su doctor. Estos tratamientos pueden interactuar con ciertos medicamentos
Infórmese sobre qué dicen los estudios científicos
Elija los profesionales con mucho cuidado
Cuéntele a su doctor o profesional todos los tratamientos que usted este usando
NIH: Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral



LA SALUD OCUPACIONAL NO LA DEJE A LA DERIVA
LA VALORACIÓN ADECUADA, RESPONSABLE AL TRABAJADOR, Y AL AMBIENTE DE TRABAJO ES LO MAS IMPORTANTE PARA SU EMPRESA
  Tabla de enfermedades profesionales segun decreto 1477 de 2014
     
  Medicina complementaria e integral
     
  Lesiones y enfermedades del cuello
     
  Decreto 1072 de 2015
(trancision al SG/SST)
     
  Para afiliados a la Camara Preferencial
     
   


























 







 

 















 

 

 

Subir

 

Lesiones y Enfermedades de Cuello



Cualquier parte del cuello: músculos, huesos, articulaciones, tendones, ligamentos o nervios puede ocasionar problemas y dolor en el cuello. El dolor también puede provenir del hombro, la mandíbula, la cabeza o los brazos.

Las distensiones musculares o la tensión suelen causar dolor en el cuello. El problema suele ser el exceso de uso, como ocurre al sentarse durante demasiado tiempo frente a una computadora. Algunas veces, los músculos del cuello pueden torcerse por dormir en posiciones incómodas o por excederse en el ejercicio. Las caídas o los accidentes, incluyendo los accidentes automovilísticos, son otra causa común de dolor en el cuello. El latigazo cervical, una lesión de los tejidos blandos del cuello, también se denomina distensión o torcedura del cuello.

El tratamiento depende de la causa, pero puede incluir hielo, analgésicos, fisioterapia o un collarín cervical. Raras veces se requiere cirugía.


LA SALUD OCUPACIONAL NO LA DEJE A LA DERIVA
LA VALORACIÓN ADECUADA, RESPONSABLE AL TRABAJADOR, Y AL AMBIENTE DE TRABAJO ES LO MAS IMPORTANTE PARA SU EMPRESA